Gracias a nuestro amigo Bertrand de Solo Queso , hemos descubierto una quesería singular y con carácter: Formatgeria L´Oliva.

El queso artesanal no está de moda, sino que se está convirtiendo en una realidad que va evolucionando de forma constante, ofreciendo productos de calidad, 100% Naturales y buenos para nuestra salud.

El esfuerzo de pequeñas queserías, que además de realizar un producto determinado, favorecen la recuperación o la existencia de razas autóctonas, mantienen un ecosistema que impregna a su vez una metodología de trabajo, es más, una nueva forma de vida.

Así lo muestran sus creadores:

“ Quesos La Oliva, somos Aina Viñas y Arnau Quingles, una pareja de Santos que han vuelto en el Alt Urgell con la intención de crear y ofrecer quesos artesanos de calidad.Para ello hemos recuperado un pajar de la centenaria masía familiar, y con ella, una manera de enteder el trabajo, la vida y el día a día”

La ilusión y el esfuerzo en llevar adelante estos proyectos son esas cosas que merecen la pena defender y compartir con todos vosotros.

Ya sabéis que nuestro sentir y forma de trabajar, para ser totalmente objetivos, es comprar todo aquello que catamos y sólo compartir con vosotros aquellos productos que consideramos tienen “Alma”. Os puedo asegurar que esta quesería y sus productos satisfacen al más exigente.

Nada más probar el primer trozo, sabemos que nos encontramos ante una quesería de calidad, olor característico, untuosidad y firmeza en la textura, sabor,etc… que le hacen ser quesos de calidad.

Como muestra de ello os presento LO CENDRAT:

Se trata de un nuevo queso de pasta blanda, de cuajada láctica, esta vez de corta maduración (de unos 10 a 14 días) y elaborado con leche cruda. Presentado en piezas en forma de pirámide truncada, de unos 7 cm de alto y una base de 5 x 5 cm, y rebozadas con ceniza alimentaria, en su punto óptimo de maduración rondan los 280 gr de peso .

Nota de Cata:
Su pequeño tamaño y su forma, facilita la rápida expulsión del suero durante el oreo, y la corteza Oidio, conserva la humedad a la vez que ayuda a controlar el punto de acidez. El resultado es un queso de textura cremosa, casi una mousse.
Las notas lácticas predominantes, con una acidez equilibrada y un punto de dulzura, lo hacen un queso amable, suave y ligero. Su corteza, poco desarrollada, le aporta un contraste de sabores vegetales, a bosque húmedo, sin estar predominantes.

Espero que os guste y podáis disfrutar de este maravilloso regalo quesero para todos los amantes de este arte. Somos lo que comemos y por lo tanto en nuestra decisión está poder mantener una dieta saludable y una vida 100% SANA.

DSC00695 DSC00697 DSC00699