El mundo del arroz es tremendamente fascinante, cuyas posibilidades son infinitas y las mezclas de sabores pura adrenalina. Las técnicas del arroz son numerosas y sus texturas son fantásticas, para dejar escapar la imaginación y crear tus propias recetas. a mi se me ha ocurrido esta receta de risotto de verduras picante ¿y a ti?

En este caso poder sacar todos los matices a las verduras, sobre todo un toque especial picante que rebajado con un poco de limón o lima hará que el resultado sea de primera, con matices sorprendentes. Mucha gente tiene pánico a utilizar el picante pero sus beneficios son muchos. Un consejo es utilizar el picante con limón y cilantro fresco, esta mezcla es muy atractiva y si la pruebas te aseguro que lo repetirás.

¿Cuáles son los beneficios del picante?

 Saciedad: la capsaicina es la responsable de acelerar nuestro metabolismo y subir la temperatura de nuestro cuerpo, pero sobre todo proporciona saciedad.
– Circulación: combate la inflamación de las arterias y mejora la circulación. La mayoría de sustancias picantes son ricas en vitaminas A y C, que refuerzan las paredes de los vasos sanguíneos.
– Resfriado: aliado para combatir el resfriado, abre los conductos nasales mejorando la congestión, sinusitis,etc..
– Ánimo : el picante genera endocrinas y serotonina ofreciendo un bienestar general.

Por consiguiente es un gran aliado para ayudar a las defensas de nuestro organismo.Os animo a probar esta receta de risotto de verduras picante.

Instrucciones:

  1. – Cortamos todas las verduras lo más finas posibles, para que después en la boca no nos encontremos trozos muy grandes. Añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva y sofreímos todo.
  2. – Introducimos un chile a trozos pequeños y removemos. También ponemos los ajos laminados.
  3. – Incorporamos el arroz y removemos 3 veces para fijar todos los sabores. Añadimos el caldo hasta cubrir ligeramente por encima.
  4. – Vamos removiendo lentamente a fuego lento durante 15 minutos.
  5. – Ponemos un toque de pimienta negra, cilantro fresco, un chorro de limón, jengibre y un poco de canela.
  6. – Si es necesario vamos incorporando cucharones de caldo, al final tiene que estar espeso para que todo esté trabado.
  7. – Al final de todo, añadimos un dado de mantequilla, 2 cucharaditas de parmesano y removemos enérgicamente hasta dejar todo bien mezclado.
  8. – Tapamos y dejamos reposar 5 minutos.
  9. – Emplatamos y servimos con varios hilos de chile y un poco de cebollino.

DSC01277 DSC01278 DSC01280

DSC01290