En alguna ocasión, al pensar en una comida con mis allegados me cuesta a menuda acertar con algunos snack o entrantes que sean sencillos y no quiten protagonismo al plato principal. Aún mas difícil introducir legumbres en los aperitivos.

Pues bien, este chupito me encanta por varios motivos. Puedes realizarlo unos días antes, se puede tomar tanto frío como caliente, acepta ingredientes de reciclado o restos de otras recetas, además de que su resultado es sorprendente por su delicadeza y matices atrevidos.

Si lo podéis servir en vasitos de chupitos con algún crujiente de jamón ibérico o cebollita deshidratada, el resultado será una maravilla.

Instrucciones:

  1. – Ponemos en el vaso triturador las lentejas y garbanzos cocidos.
  2. – Añadimos 1/2 vaso de Mediterranea Agua de Mar. Trituramos todo hasta conseguir la textura deseada.
  3. – Incorporamos, a gusto, alcaparras, semillas de sésamo , pimienta molida y pocas gotas de aceite de sésamo .
  4. – Volvemos a triturar todo y decoramos con un poco de semillas o algún crujiente original.

DSC01563